El movimiento Europeo en el que tú decides

Volt es un movimiento progresista paneuropeo que defiende una forma nueva e inclusiva de hacer política y que quiere llevar un cambio real a todos los ciudadanos europeos. Se necesita un nuevo enfoque paneuropeo para superar los retos actuales y futuros, como el cambio climático, la desigualdad económica, la migración, los conflictos internacionales, el terrorismo y el impacto de la revolución tecnológica en nuestros puestos de trabajo, entre muchos otros.

Los partidos nacionales son impotentes ante estos retos, porque van más allá de las fronteras nacionales y deben ser abordados por nosotros como europeos, como un solo pueblo. Como partido transnacional, creemos que podemos ayudar a los ciudadanos europeos a unirse, a crear una visión y un entendimiento compartidos, a intercambiar buenas prácticas en todo el continente y a elaborar políticas conjuntamente.

Cuestiones como el cambio climático, las desigualdades económicas, las migraciones, el terrorismo o la transformación digital representan retos transnacionales que van a determinar el futuro de nuestra sociedad. Son cuestiones que no pueden resolverse meramente a través de los gobiernos nacionales, que suelen centrarse en los intereses a corto plazo de sus electorados. La solución sólo puede ser efectiva si es conjunta y a nivel europeo. Como partido paneuropeo, somos capaces de desarrollar dicha respuesta gracias a una visión de conjunto y a un proceso de toma de decisiones coherente y democrático. Así, podemos encontrar, aplicar y compartir soluciones para aquellos retos que deben plantearse tanto a nivel nacional, como regional y municipal.

Mientras Andrea Venzon y Colombe Cahen-Salvador discutían las implicaciones de Brexit en sus vidas, el 23 de junio de 2016, Andrea pensó que era hora de empezar a actuar en lugar de simplemente hablar y decidieron crear una nueva plataforma política. A partir de este momento, la idea de Volt empezó a surgir y los dos empezaron a trabajar en ello. Damian Boeselager se unió en enero de 2017, trajo mucha energía y el pequeño grupo empezó a ser algo real. El 29 de marzo de 2017, cuando se puso en marcha el artículo 50, el equipo creó una primera página en Facebook y comenzó a desafiar el estatus quo. Sin fondos, sin grandes nombres ni respaldo político, Volt se ha convertido en un movimiento político con miles de miembros en todos los países europeos. Volt se inició porque las tendencias reaccionarias y populistas amenazan los valores en los que creen nuestros miembros y porque las facciones políticas tradicionales no ofrecen respuestas atractivas y pragmáticas a los desafíos de nuestro tiempo.

Volt está estableciendo partidos políticos en diferentes países europeos para presentarse a las elecciones a nivel europeo, nacional y local con los mismos valores, directrices políticas y objetivos. Nuestro primer objetivo político son las elecciones europeas de 2019 y nuestro objetivo es presentarnos a estas elecciones en al menos siete países europeos ¿Por qué siete? Porque si el movimiento consigue elegir a 25 diputados de entre siete países europeos, podrá formar el primer partido unido y transnacional en el Parlamento Europeo ¡algo que nadie ha logrado nunca en la historia de este continente! Después de las elecciones europeas, Volt empezará a hacer campaña también para las elecciones nacionales y locales, en todo el continente ¡y más allá!

A través de campañas de crowdfunding y de pequeñas donaciones. La mayor parte de nuestros gastos corren a cargo de los miembros. Al tratarse de un movimiento totalmente basado en el voluntariado, lo apoyamos en nuestro tiempo libre. Todos los encuentros y las campañas en las redes sociales se hacen con un presupuesto muy ajustado. Sabemos que, para hacer una campaña exitosa, tendremos que crear una organización profesional. Por ello, hemos empezado a buscar fundaciones y otras posibles fuentes de patrocinio. Siempre seremos transparentes en lo referente al dinero, a su uso y procedencia.


El futuro de Europa depende de la fuerza de nuestra unión


¿Cuáles son nuestros valores?

oportunidades iguales

Creemos en el derecho de todos a decidir su propio destino, sin importar de dónde vengan y cuáles sean sus valores. Creemos que cada ser humano debe poder desbloquear todo su potencial de acuerdo con su propia definición, sin importar quiénes sean. Creemos que todos deben poder participar activamente en la sociedad.

justicia

De forma predeterminada, todos son iguales ante la ley y las leyes no deben dirigirse a los individuos. Luchamos contra todas las formas de discriminación, ya que creemos que cada ser humano debe poder desbloquear todo su potencial, sin importar quiénes sean. Además, los ciudadanos deben poder confiar en la confiabilidad y la equidad de su estado.

libertad

Creemos que la persona debe ser libre de vivir su libertad y expresar su personalidad, siempre y cuando no infrinja los derechos de otra persona. La persona no solo es un ciudadano, sino que también es un individuo privado, que debe estar a la altura de su potencial fuera de la dimensión política. Además, el estado siempre debe preferir informar y capacitar al ciudadano, en lugar de forzarlo.

dignidad humana

Creemos en la dignidad inalterable del ser humano. Este respeto y aprecio por cada ser humano está guiando nuestra política en su corazón. Creemos que ningún ser humano es igual y que nuestra diversidad enriquece nuestra sociedad.

sustentabilidad

Nuestro enfoque es avanzar hacia un futuro mejor, por lo que creemos que la sostenibilidad es clave. Nuestras economías, nuestro comportamiento individual y la administración de nuestro estado deben construirse para durar de manera sostenible, ya sea en términos de naturaleza, finanzas o cualquier otro recurso común.

solidaridad

Somos Europa y Europa somos Nosotros. Si entendemos que nuestro futuro individual está intrínsecamente vinculado al destino de todos los demás europeos, podemos apreciar plenamente que la solidaridad es la base de nuestra sociedad europea. Creemos que la solidaridad debe guiar nuestras acciones individuales y comunes, y por lo tanto nuestras políticas. Ningún ciudadano, ninguna región, ningún país quedará atrás.


MANIFIESTO FUNDACIONAL

Los ideales que impulsaron el movimiento más allá de la política